Las cenizas del Santo

Iker Casillas es el centro de todas las miradas desde hace un tiempo, es obvio. El pasado martes en el Santiago Bernabéu se vivió uno de los momentos más tensos desde que empezó el debate sobre si merecía o no la titularidad. Un amplio sector del público comenzó a silbar desde el minuto uno. Seguidamente, otra gran multitud de aficionados respondieron a esos pitos con aplausos. Había comenzado una guerra entre la afición madridista, y los focos estaban puestos en el capitán del Real Madrid. Para muchos ya no importa como actúe sobre el campo el cancerbero blanco, se aferran a una idea sin dar argumentos y recurriendo con demasiada frecuencia al insulto como respuesta. Mientras tanto, otros recuerdan que del pasado no se puede vivir siempre.

tumblr_na8ek0PfLs1qf4zxao3_500

Casillas nos ha dado mucho, sí, es imposible negarlo. 5 títulos ligueros, 2 Copas del Rey, 4 Supercopas de España, 3 Champions League, 2 Supercopas de Europa y 1 Intercontinental. El palmarés es envidiable. Nadie puede dudar de que Iker ha sido uno de los mejores porteros de la historia, él lo sabe, pero también tiene que saber retirarse de una pelea en la que tiene todas las de perder. ‘El Santo’ lleva 15 años en el primer equipo de la disciplina blanca, o sea, tiene ya 33 años. Desde bien joven, Iker destacó por sus reflejos felinos, con los que ha salvado en multitud de ocasiones al Real Madrid y a la Selección. Pero esos reflejos, como es lógico y evidente, se van perdiendo conforme pasan los años. Ahora es cuando esos pequeños fallos  que siempre ha tenido Iker son más notables en cada partido. Analicémoslo detenidamente.

Los balones aéreos, la asignatura pendiente desde que empezó. Su 1’85 quizás tenga parte de culpa en muchos los fallos que ha protagonizado Iker en su carrera. Está claro que cuando se encaja un gol que proviene de un centro lateral la culpa puede repartirse entre la defensa, el portero o ambos. Pero el de Móstoles tiene dos manías que interfieren muchas veces en estos fallos y le han acompañado desde sus inicios. Primero, las salidas de puños. El miedo a coger un balón de primeras se va acentuando conforme van pasando los años. Se podría decir que esa falta de contundencia en los despejes han propiciado muchos goles. En el caso de que Iker no salga a golpear el balón, se refugiará debajo del larguero. Ya puede ser el remate en el área pequeña, que el guardameta blanco estará sobre la línea de gol o en su defecto saldrá demasiado tarde. En esa posición ha protagonizado algunas de las paradas más apoteósicas e increíbles que hemos visto nunca, intervenciones espectaculares más propias de un videojuego que de la vida real, todo sea dicho, pero cuando un portero va perdiendo reflejos no se puede arriesgar a recibir goles por no salir a repeler los centros. Pueden parecer conceptos algo antagónicos, pero yo no los considero así. En cada momento cerca del área un portero tiene el poder de decisión en unas milésimas de segundo. Quizás la falta de seguridad le produzca elegir incorrectamente. 

tumblr_nb7o3oWbDe1qf4zxao1_1280

¿De dónde viene esa falta de seguridad? Quizás no sea falta de seguridad, sino falta de forma física. En los entrenamientos se nota la gran diferencia que existe entre Iker Casillas y su principal competidor, Keylor Navas. ¿Quizás esté así por culpa de Mourinho? Lo dudo. Mourinho lleva dos años fuera del Madrid y el recuerdo de su persona viene casi siempre por algún sector de la prensa deportiva, esa de los diarios que hacen campañas a favor de unos mientras critican el trabajo de otros. Esa prensa clasista es la que tiene gran parte de la culpa de este tema. Resulta que sí podemos criticar a Arbeloa, a Coentrao, a Pepe, a Diego López o a cualquier otro, pero a los nuestros les lanzamos flores aunque nos cueste una eliminatoria o casi un título como la Champions League. Esa es la prensa que unánimemente apoya a un futbolista e intenta comer la cabeza al lector con datos absurdos o argumentos disfrazados. Esta prensa es la que ahora dice que el Bernabéu no es soberano, que el público no lleva siempre la razón. Se contradicen más de lo que hablan.

La verdad es que Casillas no está en su mejor momento, de eso no hay duda. Está inseguro y con falta de confianza. Él decidió quedarse este verano pese a que sabía que esto podía pasar. Necesita un descanso para pensar fría y vehementemente todo lo que ha acontecido en las últimas fechas. Así también podríamos dar una oportunidad a uno de los mejores porteros de Europa, que puede recordar al Iker de hace 10 años, con unos reflejos impresionantes y con muy buenas formas en el trabajo diario.

tumblr_nbvnuslTNS1qf4zxao5_1280

Casillas no está a gusto en el Real Madrid, el madridismo está dividido, los resultados no acompañan y todo está en manos de un Carlo Ancelotti impasible, que se dedica a dar largas en vez de poner soluciones. Esta es la pieza fundamental del desmantelamiento de un equipo que hace poco más de 100 días estaba levantando la Champions League en Lisboa.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s